Maldito viento

Ola k ase.

Ola k ase.

Algunos ya estáis pensando, ‘vaya, que raro, Floc quejándose de algo’. Pues sí, soy un cascarrabias, pero es que lo mío con el viento es algo personal (llevo 15 minutos preguntándome si como perro debería sustituir ‘personal’ por ‘perruno’).

El caso es que estos últimos días hace un viento bastante fuerte. El Jefe anda por casa hablando con tecnicismos acerca de un “viento de mistral” o de “situación advectiva”. Lo que viene siendo un viento del copón.

Siempre me las he dado de ser un perro bastante listo, sin ir más lejos tengo un blog y, bueno, mi ortografía es bastante buena para formar parte de ese selecto grupo de la LOGSE. Además, que leo bastante a menudo y me he comido algunas hojas de la mejor literatura. Pues bien, mi mundo hoy se ha venido abajo.

El viernes hizo un día de perros. Lo de un día de perros no lo entiendo demasiado, a mi me pareció un día horrible, me hubiera quedado bien a gusto en casa, así que de perros nada. Pero sigamos.El viento arreciaba y salí de paseo vespertino. Lo hice apretando las orejas para que no se me levantaran sin obtener el resultado deseado, a la primera esquina ya las tenía del revés y con el maldito soplidito que atravesaba rápido martillo, estribo y yunque para dar de lleno con el tímpano. De repente, me quedé ojiplático: un montón de objetos vivos corrían por la acera como presas del pánico. Saqué mi instinto cazador y los perseguí todos y cada uno, hojas, bolsas de plástico y otras basuras que pueblan la calle. En algunas ocasiones con éxito me llevaba a la boca una hoja de morera y otras se me escapaban vivas. Me encanta perseguir todo tipo de objetos animados, tanto que mi cabeza no pensó que era el dichoso viento el que lo movía todo. Yo, el perro intelectual, engañado como un tonto por el viento. No sólo se mete en mis orejas, sino que además me ha humillado. Podía ver como otros perros se jactaban de mí, señalándome. [No puedo seguir]

Sí, ya me he dado cuenta, a estas hojas las mueve el viento.

Sí, ya me he dado cuenta, a estas hojas las mueve el viento.

Pero bueno, de todo se aprende. Hoy he vuelto a salir y hacía un poco de viento. Lo he ignorado con suma elegancia y he continuado mi camino obviando las hojas y papeles que se movían alocados. Por obviar he obviado hasta un trozo de pan que había en el suelo. Ya se la devolveré  al viento, ya. Hoy no hay lametazos. Un lametazo.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (5 votes cast)

Viva el ciclismo

Creo que soy muy afortunado de haber nacido a primeros de junio. En mi SIP pone que

floc durmiendo

Le doy el visto bueno a esta manta, muy confortable.

nací el 1 de junio, aunque lo cierto es que lo hice el día 3, pero parece que tengo que hacer mucho papeleo para cambiarlo. Maldita burocracia. Decía que tuve suerte de nacer en junio. Veranito, la playa, las vacaciones de los Jefes. Pero todo esto se convierte en algo mísero si lo comparamos con lo mejor del verano: el Tour y la vuelta a España. Los sprints, los ataques, los gregarios, el aguador (este tipo de ciclista me hace mucha gracia, con la chepa llena de botellines), el dopping…todo esto me encanta del ciclismo, pero sin lugar a dudas lo que más me gusta de este deporte son las siestas que me pego escuchando el helicóptero de fondo. Bendito sonido. Sólo a veces me despierto si Perico Delgado grita un poco, pero como es bastante gracioso se lo perdono.

perro de horner

Ahí lo tenéis, Horner, campeón de la Vuelta

Debuté en mis siestas ciclistas en julio, con el Tour. Menuda exhibición de Froome. La verdad es que como os digo me pasé el Tour durmiendo, pero luego leía los resúmenes. Y qué decir de la vuelta, otra vez las mismas, y encima ganó un tipo que puso la foto de su perro con el maillot de campeón, olé.

Y es que si hay algo que puede competir con el jamón york, sin duda es dormir. Aunque espero que esto último no lo lean los Jefes. Lo malo es que las siestas de ciclismo deberán esperar por lo menos hasta las clásicas de primavera, porque lo que es el Tour de Catar y todo ese rollo de principio de temporada ni lo echan por la tele. Un lametazo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)

Mudanzas

Última foto antes de la mudanza

Última foto antes de la mudanza

“Coge esa mochila”, “te has dejado los calcetines” (yo nunca, repito, nunca me dejaría unos calcetines), “esto no me cabe en el maletero”, “no muerdas ese cable”. Las mudanzas son estresantes, más cuando se acaba el verano y toca volver a la rutina y al mal tiempo. Ya se dice que todo lo bueno se acaba.

Pero ya está hecho. Desde el lunes que estamos de vuelta de la playa y no es lo mismo. Primero, de vivir en un noveno a un tercero hay mucha diferencia. Ahora el maldito camión de la basura lo escucho como si pasara por dentro de casa, por no hablar de los que vociferan en plena noche. Me tienen día sí día también asomado a la ventana, aunque debo confesar que mi naturaleza esencialmente cotilla también ayuda. Por otra parte, no es lo mismo pasear por el paseo marítimo que por las céntricas calles de una gigantesca urbe con avenidas de hasta dos carriles como Vila-real, donde vivo ahora.

Pero no todo son malas noticias. El lector más pejiguero ya debe estar pensando que soy un cascarrabias. Nada más lejos de la realidad. Siempre trato de ver el lado positivo de las cosas. Por ejemplo: veo un cable, yo estoy viendo una apetecible longaniza; veo un calcetín, para mí es el mejor de los jamones york. Y así siempre.

Pues en mi nueva casa hay muy buenas noticias. Primero, la alfombra, qué invento la alfombra. Donde haya una que se quite el suelo cerámico del resto de la casa. Menudas siestas me pego en la alfombra. No entiendo por qué no es toda la casa una alfombra y sólo hay una porción del comedor alfombrada, pero algo es algo. Al parecer, las llamadas alfombras no están diseñadas para ser mordidas, me he llevado alguna bronca al respecto, pero si para acostarse sobre ellas.

No estoy cotilleando...

No estoy cotilleando…

Deseando me hallo de que llegue el invierno para disfrutar al máximo de sus comodidades y, aunque ahora los expertos en cambio climático dicen que no hará mucho frío, yo no los creo y pienso que la alfombra me dará más de una alegría durante los meses más fríos.

En fin, una mudanza siempre es traumática e incluso puede hacer que pierdas los nervios, pero he encontrado cosas positivas en este cambio de casa. Si amigos, hay que buscar el lado positivo de las cosas.

¿Y vosotros, perros, habéis sufrido (digo, disfrutado) alguna mudanza? Espero vuestros comentarios. Un lametazo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.7/5 (7 votes cast)

Visita a Barna

floc en barcelona

Aquí me veis disfrutando de la oferta cultural de Barna en el Ocaña, muy recomendable amigos.

Para los menos duchos en la jerga moderna, cuando digo Barna me estoy refiriendo a Barcelona. Se ve que Barcelona es una palabra extremadamente larga y por ello se ha decidido acortarla, comerse dos sílabas y dejarlo en Barna. Estos catalanes, con tal de gastar menos saliva…la pela es la pela, ya se dice.

Hoy escribo esta entrada con una sensación agridulce: siempre me alegra volver a casa, pero sólo ha pasado un día y ya añoro Barcelona. Y es que ayer fui de visita a Barcelona con la excusa de recoger a la Jefa y he vuelto encantado con esta ciudad. La verdad es que hice muchos amigos por las Ramblas, incluso felicité a algunos artistas que por allí pululaban y con algunos acabamos haciéndonos colegas.

Para los amantes del arte Barcelona es nuestra ciudad. Allí está lleno de artistas por sus calles, de monumentos, de grandes edificios. Me saqué fotos en los lugares emblemáticos, la verdad es que espero ser la envidia de la especie, ya verás como se ponen estos perros de pueblo cuando me vean delante de la catedral de Barcelona o en frente de la Sagrada Familia, se les van a poner los dientes largos.

En fin, un día que no olvidaré fácilmente. Como colofón de un gran día, disfruté del Carrusel Deportivo de la Ser durante el viaje de vuelta. La Premier inglesa se pone interesante, y qué decir del Madrid…al final en el fútbol ya se sabe, juegan once contra once y no hay rival pequeño.

Por cierto, os he puesto unas estrellitas aquí abajo, justo al final de la entrada. Si os mola podéis ponerme 5 estrellas. Un lametazo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.6/5 (15 votes cast)

Hola, soy Floc

Hola, me llamo Floc. Me presento. El de la foto soy yo mismo, el que os escribe. Bueno, en verdad ese soy yo hace 2 meses. Me acuerdo como si fuera hoy, cuando llegué a esta casa desde la que os escribo. Ahora me he hecho grande, no mucho, pero ya lo iréis viendo.

Soy macho, me gusta el jamón york, bueno, en general cualquier comida que no sea mi pienso, ¿cómo no pueden comprenderlo mis amos? A ver si les da por leer el blog…Floc el perro del blogTambién me gustan las pelotas de goma, pasear, correr por la montaña y me encanta internet. Me empecé a interesar por internet hace casi dos meses.

En los diarios en los que al principio hacía mis necesidades también leía la actualidad de mi equipo de fútbol, y bueno, estaba bastante al día de las novedades. Maldito Bale, meé muchas de sus portadas. Pues bien, llegó el día en que podía pasear y a partir de ese momento, y desde que hago mis cosas en la calle, mis amos me han quitado los diarios…claro, no los uso, pero sí los leía. Así que no me quedó otra que ingeniármelas, y ahora leo la prensa en mi notebook. No es lo mismo, llamadme clásico, pero en fin, aquí estoy descubriendo el mundo de internet que, guau, es enorme.

No quiero ser pesado, os dejo ya, estoy instalando algunos plugins para el blog y además estoy viendo un cable muy muy apetecible. Hasta la próxima, ah, y os invito a que me sigáis en Twitter y Facebook, de momento tengo pocos amigos, pero soy simpático y todo eso. Un lametazo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.3/5 (6 votes cast)