Postales del mundo: María manda recuerdos desde Bruselas

0 Flares 0 Flares ×

Ya hace más de una semana que el telefonillo no sonaba. Horas esperando frente a él para ver aparecer a la cartera que me traía buenas noticias en forma de postal o la devolución de la renta, pero nada. Que no sonaba. Hasta que hoy un señor que se hace llamar electricista ha dicho que está roto, ¡¿cómo coj**** iba a sonar?! Perdonad mi lenguaje, lo escucho todo en la tele, eh.

Me he cogido un cabreo de mil demonios, me he ido al balcón y he contado hasta 10 antes de decir nada, pero estaba demasiado nervioso. He empezado a ladrar y los pájaros de en frente han volado atemorizados, sigo siendo un perro respetado, da gusto. Un poco más tranquilo ya he vuelto al comedor, me he sentado en la manta y me he puesto a pensar. Me he dormido. Al despertarme he seguido pensando y he llegado a la conclusión que, si llevaba más de una semana roto el telefonillo, era posible que el buzón estuviese lleno de cartas. Me he puesto nervioso, he intentado correr pero aún estaba endormiscado y me he dado de bruces contra el suelo. Me he levando y he corrido a cara de perro hacia el buzón.

Aquí me tenéis reflexionando. Disculpad la calidad de la imagen, le he dicho a la Jefa que se pille un iPhone, pero nada oye.

Aquí me tenéis reflexionando. Disculpad la calidad de la imagen, le he dicho a la Jefa que se pille un iPhone, pero nada oye.

Aquello era la guerra: he contado por decenas las cartas del banco -Bankia, que sepáis que como me volváis a cobrar comisión de mantenimiento me voy, no lo digo dos veces-, 5 folletos de Media Markt, 3 folletos de Brico Depot y finalmente lo que parecía una postal pero dentro de un sobre. Esto último me ha descolocado y al tratar de abrirla, nervioso, me he tragado al pobre Felipe, Rey de Bélgica, que presidía el sello. Lo he escupido como bien he podido y efectivamente, al ver el contenido, se trataba de una nueva postal.

Rápidamente he subido a casa para que el Jefe se muriese de envidia, pero he sido bastante cordial y también le he subido su correspondencia y unos churros para que desayunara, el pobre, bastante tenía con los dientes largos que le he puesto.

Es una postal que me manda mi amiga María, es muy simpática. Me la manda desde Bélgica, Bruselas, su capital, más en concreto desde la ‘Grand Place’, que para los menos duchos en francés, yo os traduzco: La Plaza Grande. Es muy chula, la plaza, aunque me comenta María que mis regalitos no estarían muy bien vistos por allí, ellos se lo pierden. No perdáis detalle de los dibujitos de la postal, en el sello salgo yo, clavadito oiga. Gracias por la postal Mary, un lametazo.

postal maria bruseles

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (5 votes cast)
Postales del mundo: María manda recuerdos desde Bruselas, 5.0 out of 5 based on 5 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>